La Función Dúctil de los Derechos Humanos

 

Eleanor Roosevelt contempla la Declaración Universal de los Derechos Humanos, versión español

Eleanor Roosevelt contempla la Declaración Universal de los Derechos Humanos, versión español

 

 

 

* Por Nicolás Correa Cruz, estudiante de octavo semestre de Ciencia Política y Gobierno, y de Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario. Presidente del Consejo Estudiantil de Relaciones Internacionales, y Presidente de UR Diplomats, equipo de Modelos de Naciones Unidas de la Universidad del Rosario. E-mail: nicolascorreacruz@hotmail.com

 

 

A la hora de analizar la manera en que el modelo contemporáneo de Gobernanza Global podría entenderse como la regulación de actores interdependientes ante la ausencia de una autoridad política supraestatal, es necesario tener en cuenta que ésta se caracteriza por una fragmentación emanada de la diferenciación de regímenes que componen el Sistema Internacional. Por ello, es posible encontrar un desbalance en dos ámbitos: por una parte, el relacionado con las obligaciones  comerciales, y por otro, el relacionado a los Derechos Humanos. Frente al primero, se han buscado reducir los riesgos de fragmentación. Por ejemplo, los BITs o tratados de inversión bilateral son reflejo de que la prohibición de expropiación indirecta y las garantías de trato justo y equitativo, no deben ser interpretados como obstáculos para la adopción de acciones regulativas no discriminatorias en relación a la protección de políticas públicas formuladas en pro del bienestar social. Frente al segundo, es de gran importancia evaluar la manera en que los Derechos Humanos se inscriben actualmente dentro de dos tipos de eficacia, una instrumental y una simbólica.  La eficacia instrumental haría referencia en este momento al cumplimiento mediante la obligatoriedad, mientras que la simbólica, al cumplimiento mediante la autoridad[1].

 

El estudio de la efectividad busca referirse entonces a la correspondencia entre una conducta prescrita y una real, procurándose así el establecimiento de la causalidad entre éstos.  Por ende, se pretende comprender la manera en que los Derechos Humanos propenden por cometidos de integridad y unidad al mismo tiempo que buscan no hacerse incompatibles con una base material pluralista. Esto se debe a que, al extrapolar hacia el Sistema Internacional el hecho de que las sociedades pluralistas dentro de un Estado usan la Constitución para propender por la legitimación de cada grupo social, sería posible concebir los Derechos Humanos a partir de una caracterización como aquella dada dentro del Estado Social de Derecho. En términos de Alexander Zagrebelski, el carácter Dúctil del Derecho.

 

En un primer momento, Jan Wouters[2]  se refiere al llamado componente substantivo,  mediante el cual los Derechos Humanos son utilizados como medidores de progreso en las esferas nacional e internacional. Sin embargo, más allá de substituir indicadores macroeconómicos por estándares proferidos por mecanismos como el Examen Periódico Universal (EPU) de las Naciones Unidas, se hace necesario  que los Estados cumplan no sólo con sus obligaciones en materia de Derechos Humanos dentro de su territorio, sino con sus obligaciones extraterritoriales.  Durante los últimos 10 años, se ha realizado un progreso significativo en torno al desarrollo institucional de mecanismos que garanticen un accountability en relación a Derechos Humanos, además de que los expertos independientes del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas han contribuido ocasionalmente a que las Organizaciones Internacionales velen por el cumplimiento de los mismos. Por su parte, se han realizado esfuerzos para reglamentar el rol del sector privado a partir de Memorandos de Entendimiento como lo son los lineamientos sobre Empresas Multinacionales de la OECD, y los Principios en Negocios y Derechos Humanos del Consejo de Derechos Humanos. Como es posible observar, a pesar de la ausencia de obligatoriedad, se podría pensar en este momento como una eficacia instrumental

 

 

Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas

Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas

 

 

En cuanto a la socialización de la normatividad internacional, Ropp y Sikkink[3] aducen a favor del lineamiento referente, que la difusión de los Derechos Humanos depende del establecimiento y manutención de redes trasnacionales que constituyen criterios sine qua nonm para su adecuación a regímenes locales. Estas redes pueden ser tomadas como conjuntos interrelacionados de miembros que comparten valores, que comparten un discurso común, y que establecen un intercambio denso de información[4]. A partir de esto, es posible inferir tres condiciones que son permitidas por un adecuado proceso de aplicabilidad de los Derechos Humanos dentro de un determinado Estado. En un primer momento es posible inferir que se gesta una estructura internacional basada en la presión y oposición generalizada frente a la omisión, por parte de determinados Estados, de sus responsabilidades inherentes a la protección de los derechos fundamentales hacia su población. En un segundo lugar, se logra legitimar la movilización de una oposición dentro de un Estado, no solamente a partir de movimientos sociales, sino también mediante la articulación de Organizaciones No Gubernamentales en torno a la evidencia de un fenómeno emanado de la acción u omisión de un régimen político. Por último, se logra establecer una concientización moral generalizada a partir de mecanismos como el ya mencionado Examen Periódico Universal, o por la acción de Amnistía Internacional y Human Rights Watch.  Claramente, el planteamiento constructivista de Ropp y Sikkink se refiere entonces a que estas redes trasnacionales emanan de una variedad de actores que configuran regímenes internacionales con carácter transformativo.

 

Bajo esta concepción constructivista de los Derechos Humanos,  se hace clara la importancia que tienen las normas internacionales en relación al cómo los Estados se encuentran en una constante definición de sus identidades bajo un modelo de gobernanza caracterizado por soft law en esta materia; con ello, se podría pensar en la mencionada  eficacia simbólica.

 

Ahora bien, volviendo a la definición del actual modelo de gobernanza en el sistema internacional, es posible encontrar, en palabras de Jhon Ruggie, que al no existir instancias de gobierno a nivel global,  existe gobernanza en diferentes niveles con diferente efectividad[5]. En este caso, al existir  dos  formas de eficacia a través de las cuales se puede analizar la manera en que los Derechos Humanos se enfrentan a la fragmentación del Derecho Internacional, es que la tesis de Zagrebelski tiene gran valor explicativo para el análisis en cuestión: la función dúctil de los Derechos Humanos residiría en un enfoque constructivista, lo cual buscaría devenir una dimensión del orden jurídico aplicable al conjunto de sectores que se buscan influenciar a nivel doméstico e internacional.  Es de esta manera que los Derechos Humanos propenden por cometidos de integridad y unidad al mismo tiempo que buscan no hacerse incompatibles con una base material pluralista dentro del marco de un modelo de nueva gobernanza.

 

 

Lo anterior se ve reflejado en  el planteamiento de que el ideal de universalidad y de eficacia de la práctica de los Derechos Humanos ha requerido un proceso constante de redefinición conceptual. En el caso particular de los tipos de eficacia analizados, el desarrollo paulatino de mecanismos de implementación ha sido causal de los estándares proferidos por la institucionalización internacional. Un gran debate para la comunidad académica ha sido analizar si los actuales estándares, no son legítimos en la costumbre cultural de diferentes Estados.[6] Por otra parte, se aduce a favor del planteamiento de que los estándares y mecanismos internacionales son universales, la ratificación generalizada que se ha dado de instrumentos jurídicos relevantes. A partir de las Convenciones de Derechos Humanos post 1945, el ideal de suplementar la legislación doméstica por una supra legalidad evidenciada en los bloques de constitucionalidad, es causal de la dualidad de una presión de aplicación interna y externa.

 

 Notas:

 

[1] SEGATO, Rita, La Argamasa Jurídica, tomado de http://es.scribd.com/doc/183431566/Violencia-Moral-332-LA-ARGAMASA-Rita-Segato-Espanhol.

[2] WOUTERS, 2010. Accountability for Human Rights Violations by International Organizations, Antwerp-Oxford-Portland, 2010

[3] ROPP-SIKKINK,      The power of Human Rights: International norms and Domestic change, Cambridge Studies in International Relations, Cambridge University, 2002

[4] MARTÍNEZ, Laura, Redes Trasnacionales de Derechos Humanos en el Mediterráneo, tomado de http://web.b.ebscohost.com.ez.urosario.edu.co/ehost/pdfviewer/pdfviewer?sid=cedf01cf-9a3b-40a3-92d8-cae9bcc01a35%40sessionmgr111&vid=4&hid=126 el 25 de Junio de 2014

[5] RUGGIE, Jhon,New Governance Theory, lessons for enterprises and human rights http://web.a.ebscohost.com.ez.urosario.edu.co/ehost/pdfviewer/pdfviewer?vid=4&sid=a0a1ba8b-7581-4e8b-8151-ba611b5bc3e8%40sessionmgr4001&hid=4204

[6] NA’HIM, Ahmed, Human Rights in Cross Cultural Perspectives, University of Pensylvania Press, 1992

 

 

 

Obras de Referencia:

 

  1. BESSON, Samantha, The Extraterritoriality of the European Convention on Human Rights, tomado de http://web.b.ebscohost.com.ez.urosario.edu.co/ehost/pdfviewer/pdfviewer?vid=4&sid=cedf01cf-9a3b-40a3-92d8-cae9bcc01a35%40sessionmgr111&hid=126 el 26 de Junio de 2014
  2. NA’HIM, Ahmed, Human Rights in Cross Cultural Perspectives, University of Pensylvania Press, 1992
  3. MARTÍNEZ, Laura, Redes Trasnacionales de Derechos Humanos en el Mediterráneo, tomado de http://web.b.ebscohost.com.ez.urosario.edu.co/ehost/pdfviewer/pdfviewer?sid=cedf01cf-9a3b-40a3-92d8-cae9bcc01a35%40sessionmgr111&vid=4&hid=126 el 25 de Junio de 2014
  4. ROPP-SIKKINK, The power of Human Rights: International norms and Domestic change, Cambridge Studies in International Relations, Cambridge University, 2002
  5. RUGGIE, Jhon,New Governance Theory, lessons for enterprises and human rights http://web.a.ebscohost.com.ez.urosario.edu.co/ehost/pdfviewer/pdfviewer?vid=4&sid=a0a1ba8b-7581-4e8b-8151-ba611b5bc3e8%40sessionmgr4001&hid=4204
  6. WOUTERS, 2010. Accountability for Human Rights Violations by International Organizations, Antwerp-Oxford-Portland, 2010

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s